lunes, 3 de abril de 2017

Educación para la convivencia

SIN RIÑAS


Aprovechar los cuentos para sensibilizar a nuestros alumnos sobre la importancia de resolver los conflictos de forma pacífica me parece mucho más adecuado que cualquier acto aislado en un día de la paz. Es importante inculcarles valores que fomenten una convivencia en armonía los 365 días del año. Y esto, se consigue gracias a cuentos como "La paloma Mari Paz" de Carmen Gil.

El valor de compartir es expresado en este cuento con un rico texto poético que desde mi punto de vista enriquece totalmente la lectura. 

En el cuento, varios animales quieren quedarse con una flor que ha crecido en la sabana. Pero mientras se pelean por ver quien se la queda, la flor se marchita. La paloma Mari Paz llega con la solución y en vez de pelearse trabajan todos juntos para crear un jardín que podrán disfrutar todos. 

A partir de la lectura, podemos hacer hincapié en la importancia de las normas para respetarnos unos a otros, la necesidad de compartir y buscar soluciones a los problemas sin discusiones. 

En nuestro caso, queríamos complementar la sesión con el desarrollo de una manualidad. Por ello, todos juntos hemos cogidos los pinceles y hemos realizado nuestro propio medallón de la paz para decorar el aula y recordarnos la importancia de la paz. 

Para realizarlo sólo necesitas: pinturas, tijera, pinceles, cinta aislante y un plato blanco de plástico. 

Ahora vamos con el paso a paso:

Colocamos la cinta aislante sobre el plato formando el símbolo de la paz. 



Pintamos el plato, sin miedo a pintar la cinta aislante. Es genial aprovechar la ocasión para disfrutar de la mezcla de colores. 


Y ya tan sólo nos queda quitar la cinta aislante una vez que la pintura haya secado para descubrir como ha quedado nuestra manualidad. 


Espero que hayáis disfrutado tanto del cuento como de la manualidad y que no desaprovechéis ninguna ocasión para inculcar el respeto a vuestros peques. Nos vemos en una próxima entrada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario