jueves, 2 de marzo de 2017

Cumpleaños

COMPARTIR MOMENTOS JUNTOS


La clave de la convivencia es compartir momentos. No es posible educarnos en sociedad si nos mantenemos al margen y no aprendemos a discutir, compartir, reír y llorar juntos. De ahí, que en mi aula aprovechemos todas las ocasiones posibles para compartir momentos especiales. 

En esta ocasión, os traigo un recurso que utilizamos para la celebración de los cumples. Hace unos años me lo enseñó una profe de Educación Infantil, Leonor (maravillosa dando clase, por cierto) y el material me cautivó. 

Se trata de una tarta de plastilina, perfecta para clases con alumnado que presenta alergias o que aún no toman alimentos sólidos. 

Para realizarla, necesitas paciencia, plastilina, un bote redondo de galletas, un pincel y alkil. 

Para empezar, es importante que el bote de galletas esté limpio porque después no nos será posible limpiarlo con comodidad. 

A continuación rellenamos la superficie con la plastilina. También podemos modelar la plastilina para hacer las decoraciones y así hacer una tarta más vistosa. Tener en cuenta, que para añadir las velas deberemos crear unas bolitas por ejemplo en las que podamos pinchar los típicos soportes de velas y así dar estabilidad. 

En mi caso, para los laterales añadí unas pegatinas de goma. Una vez que tenemos nuestra tarta decorada al gusto, sólo nos queda ir cubriendo con alkyl la plastilina para que una vez seca la plastilina no se estropee al primer golpe. 

Por cierto, en el interior de la caja podemos guardar las velas y un mechero para poder utilizarla y no tener que andar buscando donde guardamos estas pequeñas cosas.

La dejé secar dos días para asegurarme al 100% que estaba lista para llevar al aula. Y este es el resultado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada